Valores Institucionales

Valores Institucionales 2016-10-19T08:28:39+00:00

En consecuencia con nuestro modelo pedagógico que se fundamenta en la escuela activa entendida esta como el proceso que propicia en cada estudiante el desarrollo de sus capacidades personales al máximo, para integrarse a la sociedad y transformarla aportando lo valioso de su individualidad. En este modelo están comprendidos dos aspectos: la transmisión de la información o instrucción académica y el de la formación de hábitos y actitudes con base en una escala de valores.

La co-responsabilidad de toda la comunidad Británica en la consecución de sus fines supone:

  • Fidelidad a la visión y misión institucional.
  • Espíritu de equipo.
  • Actitud de gestión y liderazgo.
  • Humildad intelectual, entendida como la continua superación y apertura a nuevos conocimientos.
  • Flexibilidad operativa que permita la adaptación a las circunstancias e imprevistos.

A continuación presentamos nuestros VALORES INSTITUCIONALES:

RESPETO: base fundamental para una convivencia sana y pacifica entre los miembros de la comunidad educativa. Implica tener una clara noción de los derechos fundamentales de cada persona y abarca todas las esferas de la vida, respeto a: si mismo, los semejantes, la naturaleza en general, las leyes, las normas sociales, la memoria de los antepasados, la patria en que nacimos.
RESPONSABILIDAD: implica la consciencia de asumir los propios actos y compromisos con sus respectivas consecuencias ante si mismo, la familia, la institución y la sociedad.
VERDAD: como concepto axiológico emancipador del yugo de la mentira.
HONESTIDAD: comprendida como la coherencia entre el sentir, el pensar y el obrar del ser humano conforme a la Ley de Dios y al ordenamiento institucional. Es la praxis de la verdad.
JUSTICIA: entendida como el sentido y significado que se le da a las normas y nace de la necesidad de regular la convivencia para garantizar la igualdad, la imparcialidad y el consenso al momento de resolver los conflictos.
ESPIRITUALIDAD: concibiendo al hombre como ser trascendente, promoviendo el encuentro y el diálogo con Dios para recibir la fuerza en nuestro ser y hacer, por medio de los valores del Evangelio.
PAZ: Formar en la hermandad, convivencia y tolerancia para lograr la armonía en las relaciones interpersonales fomentando prácticas de no violencia y conciliación.
AMOR: Como principio universal en la intencionalidad de nuestros actos.
GENEROSIDAD: comprendida como la vocación de entrega fraternal y de servicio a los demás, con una actitud solidaria, amorosa y justa.
ALEGRIA: comprendida como un estado entusiasta de plenitud interior, consecuencia de la satisfacción generada por la actuación correcta en el cumplimiento del deber.
EMPATIA: es la capacidad cognitiva de percibir lo que el otro puede sentir y poder ponerse en su lugar asumiendo una actitud comedida y considerada.
CIVISMO: se trata de comportamientos respetuosos hacia el prójimo y el entorno que faciliten la convivencia en comunidad. Implica conductas de buena educación,  urbanidad y cortesía todo enmarcado dentro de la búsqueda del bien común y la democracia.
RESPONSABILIDAD AMBIENTAL: promover el cuidado y la conservación del entorno y los recursos naturales, contribuyendo con ello al desarrollo sostenible.